jueves, 4 de febrero de 2010

No pienses, dispara

Hace unos días descubrí la existencia de la lomografía y me ha enganchado.
La lomografía es el arte de hacer fotografías con una cámara LOMO LC-A.





Este fenómeno lomográfico nació en Rusia en plena guerra fría, los rusos necesitaban una cámara súper rápida, precisa y espontánea por lo que quedaron fascinados con una camarita importada de Japón que luego perfeccionaron y la convirtieron en la que es la actual lomo.
Lo que en un principio se diseñó como una cámara barata para todo el mundo, hoy es objeto de deseo de todo aficionado a la fotografía, cuya característica principal es la lente de gran angular de la que dispone.
Las cámaras Lomo se han perfeccionado y modernizado hasta para poder fotografiar bajo el agua.
Actualmente hay muchísimos seguidores de esta cámara y se realizan exposiciones en todo el mundo, con un gran seguimiento. Incluso el photoshop dispone de filtros que emulan el efecto de las cámaras lomo.
En plena era digital, existe un pequeño grupo de aficionados a la fotografía analógica que buscan carretes caducados, laboratorios que continúen haciendo revelado cruzado, películas especiales que saturen los colores y cualquier invento o accesorio para su cámara ,que ayude a obtener los resultados más originales y la imperfección mas perfecta.
La Lomografía nació en los años 80 en San Petersburgo. Dos camaradas soviéticos pertenecientes a la Unión de Ópticos y Mecánicos de Leningrado, (siglas que dan nombre a la cámara LOMO) deciden hacer una cámara de fotos asequible para todo el pueblo soviético, copiando el diseño de una mini cámara japonesa. El resultado es la LOMO LC-A, cámara que durante años usaría el pueblo cubano, soviético, vietnamita y los habitantes de la República Democrática Alemana.
Algunas leyendas cuentan que fueron las cámaras usadas por los espías de la KGB
En los años 90, dos estudiantes vieneses encontraron en un mercadillo de Praga dos LC-A y decidieron comprarlas para hacer fotografías indiscriminadamente, sin pensar en los encuadres y jugando con sus 4 básicas distancias focales. El resultado tras el revelado fue impresionante. Imágenes con colores reventados, encuadres artísticos, efectos de halos en los bordes y todo tipo de imperfecciones creativas, hicieron de esta cámara el nuevo objeto de deseo del fotógrafo amateur y profesional.
Estos estudiantes habían encontrado una mina de oro y sacaron provecho de ella empezando a comercializar las cámaras, hasta que la fábrica dejó de producirlas. La sociedad Lomográfica consiguió convencer a Vladímir Putin para que se retomara su fabricación a mediados de los años 90. Convencerle no fue difícil: el entonces alcalde de San Petesburgo también era fan de estas cámaras.
Las cámaras que se comercializan hoy en día no son tan baratas ( entre 250/400€ en la página web) y además, están hechas de plástico. A esto hay que sumarle el precio del revelado, que al ser cada vez menos común, es más caro y difícil de encontrar. Además, los fabricantes están dejando de comercializar película fotográfica y se están centrando más en los avances de la fotografía digital.
Si queréis saber más, podéis acudir a la wikipedia, www.lomography.es, www.lomospain.com y www.lomography.com entre otras y descubrir las 10 reglas de oro de un buen lomógrafo.
Aquí os dejo unas fotos de muestra.






16 comentarios:

Maybellene dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maybellene dijo...

Vaya, no tenía ni idea de esta cámara ni de esta palabreja, pero qué chulada de fotos.

Lakacerola dijo...

Tampoco conocía la palabra en cuestión, pero si las fotos quedan estupendas nada que decir.
Un abrazo.

Pecosa dijo...

Qué interesante la historia de esta cámara, Mica.

Leyéndote dan unas ganas de comprarse una y echarle fotos a todo...

Ufff, me acabas de hacer pensar que tengo mono de cámara. ¡Tengo mono de cámara!

Mica dijo...

Sólo he puesta unas porquitas, pero en la página web hay un montón y todas guapísimas.

Mica dijo...

Pecosa, a mí me pasa lo mismo. Pero por ahora me conformo con mi cámara digital. Ya me compraré una de estas en tiempos mejores.

ulises dijo...

En ebay por menos de 200€ pero el problema es el revelado. Yo abandoné lo analógico hace años. No me veo volviendo a cargar los carretitos de 35 mm. Ahora esos efectos los tienes que hacer en postproducción con el pnhotoshop.
Por cierto esas cámaras no son la lomo LC-A

Mica dijo...

Muy bien Ulises, así me gusta, que hagas tus deberes. La cámara de la foto es una Diana F y un fisheye No.2,pero las fotos son más bonitas que la de la Lomo LC-A. Por eso las puse. :)

Música dijo...

que me gusta a mí echar fotos...mucho!
y que vivan las digitales!, sin miedo a que se acabe el carrete y a la pasta que costaba un revelado!

Mica dijo...

Me pasa lo mismo Música, todo me gusta para sacarle una foto , y ya no tengo que preocuparme de las fotos que me quedan en el carrete ni de la pasta que me voy a dejar al revelarlas.

Loco dijo...

Sólo por esa cámara, ya merece la pena volver a lo antiguo.

Mica dijo...

Tú me entiendes Loco.

Loco dijo...

Entiendo, filliña, entiendo.

chuikov dijo...

y no hay digilomos?

cuelgas entradas a las 5.29?

Mica dijo...

Chui, no hay digilomos, el encanto de la cámara es que es analógica. Y no, no la colgué a esa hora. Normalmente a esas horas duermo, pero tengo el ordenador un poco raro y me pone la hora que le da la gana.

Petardy dijo...

Me han gustado las fotos que has dejado de muestra; espero ver pronto algunas que lleven tu firma. Gracias por todas y cada una de tus visitas. Besotes desde Petardylandia.